El MAM amplía su colección con dos nuevas piezas temporales y una instalación permanente